jueves, 4 de abril de 2013

Como hacer una botella termica

Buenos días, queridos lectores de mi blog. En esta ocasión os tengo preparado un inventillo que hice hace unos meses que espero que os guste. Se trata de un termo para conservar bebidas calientes (o frias) hecho con unos pocos materiales.

Antes que nada os explicaré en que consiste un termo y que hace (si, ya se que muchos lo sabeis, pero siempre puede haber alguien despistado). Un termo, que es el nombre abreviado que se usa para referirse a una botella térmica, es un recipiente que sirve para conservar la temperatura del líquido que contiene dentro.



Ojo, que no he dicho que conserve el calor, conserva la temperatura. Si lo que hay dentro es un líquido caliente, mantiene caliente el líquido, pero si lo que contiene es un líquido frio, así es como lo mantendrá.

Si tenemos en cuenta el principio cero de la termodinamica, este dice «Si pones en contacto un objeto frío con otro caliente, ambos evolucionan hasta que sus temperaturas se igualan». En el caso de un café recien hecho, por ejemplo, este cede calor a su entorno, que está mas frio, hasta que está a la misma temperatura. Técnicamente también se calienta el entorno, que aumenta la temperatura por la cesión del calor del café, pero debido a que el tamaño del café en comparación con la atmósfera de todo el planeta es ridícula, la impresión que nos da es solo la de que el café se enfría. De la misma manera, pasa lo mismo con una bebida fria, que absorbe el calor de su entorno para igualar la temperatura y lo enfría aunque sea en un porcentaje ínfimo.

Pues bien, para mantener la temperatura de nuestro café, lo que tenemos que hacer es ralentizar este proceso todo lo posible. Para ello, hay que interponer entre el líquido y el exterior algún material que sea pésimo conductor del calor, o lo que viene a ser lo mismo, aislante.



La ropa, por ejemplo, funciona de esa manera. Aisla el calor del cuerpo y en invierno, en vez de disiparlo al exterior, lo aislamos para nosotros.

Tras esto, alguno se puede preguntar si es así, como es que no funciona en verano aislándonos del calor del sol. Pues bien, esto no es así porque en verano, la mayoría del tiempo no es el sol el que nos agobia, sino nuestro propio calor corporal. Al estar el aire a por ejemplo 35 grados, el cuerpo  a 37 grados tiene muy poco margen para disipar calor y lo hace muy despacio, por lo que acaba necesitando usar refrigeración activa, sudor, que al evaporarse disminuye la temperatura del cuerpo.

Como iba diciendo, necesitamos un aislante. Dependiendo de nuestros recursos y a lo que tengamos acceso, podremos usar uno u otro tipo. Debe ser algo que podamos manejar, ya que de poco nos servirá un bloque de piedra pomez, por ejemplo, que es aislante pero no es manejable.

En mi caso he usado lana de roca, que es algo así como algodón de azucar amarillo pero que pica de la hostia si se te mete la mas mínima partícula entre la ropa. La lana de roca se hace como el algodón de azucar pero con roca volcánica fundida a 1600 grados. también existe lana de fibra de vidrio, similar a la lana de roca y usada casi para lo mismo, el porexpán o corcho blanco es también un muy buen aislante ideal para esto y también existe la espuma de poliuretano rígida (la que se usa de aislante en las ventanas) que llega a todos los rincones al expandirse y es ideal para esta faena. También está la espuma de poliuretano flexible, pero su capacidad aislante es menor.

En una situación muy improvisada podeis usar retales de ropa, bolitas de papel, espuma de sofá, serrín... aunque no os dará el mismo resultado. Puede ser útil para visualizar el proceso, mas que nada.

Una nota antes de empezar el bricotutorial en si, se que me puedo extender un poco a veces y no ir al grano, pero hago esto por dos motivos. El primero es que muchas veces, el bricotutorial es tan sencillo que por no escribir dos lineas matadas le meto un poco de chicha y que parezca que me gano el sueldo, jajaja... es broma, es broma!! Bueno, y el segundo es que creo que es importante conocer no solo el como sino el porqué, que es lo que hace que más adelante se pueda extrapolar esos conceptos a otros aspectos de la vida. Por poner un ejemplo de esto mismo, una vez me hice un vaso de colacao caliente y tuve que atender un asunto, para mantenerlo caliente, envolví el vaso con el trapo de la cocina y lo dejé allí, cuando volví a la media hora, el vaso estaba casi a la misma temperatura. Por cosas así, pienso que este tipo de datos nunca sobra.


Ahora sí, empezaremos con el bricotuto este.

Necesitamos:

-Una lata de refresco o cerveza, el tamaño determinará la capacidad, se recomienda 50cl.
-Una botella PET de al menos un litro (puede usarse una garrafa de 5 litros pero es una barbaridad, como mucho usa una botella de dos litros).
-Lana de roca o aislante similar.
-Papel.
-Tapa del tamaño adecuado o cartón de tetrabrick.
-Corcho blanco o normal.
-Cinta adhesiva, pegamento o cola térmica (esto último si tienes una tapa adecuada)
-Cinta aislante.

-Tijeras o cutter
-Rotulador.
-Lima para metales.

Y empezamos!!

Lo primero que teneis que hacer es limar los bordes de la parte superior de la lata. Imaginad que poneis la lata boca abajo en el suelo, pues esa parte que hace contacto es la que hay que limar. Teneis que limar hasta que se desprenda la parte interna por donde se bebe, y una vez la tengais, suavizais los bordes y conservais las dos piezas.

Ahora cortais el culo de la botella de forma que entre la lata por debajo de sobra. Procurad no destrozarlo mucho y medid bien donde cortais por si teneis la posibilidad de reutilizarlo y encajarlo como base de nuestro invento.

Introducís la lata por dentro y, sujetándola firmemente, marcais justo por donde hace contacto el borde con el rotulador. Después, sacais la lata y con el cutter o las tijeras, cortais un milímetro apenas por encima de la marca que habeis hecho.

Introducís la lata de nuevo por dentro y presionais hasta que encaje en el reborde que tiene. Si por una de aquellas es demasiado estrecho, id recortando un poco cada vez hasta que entre, pero recordad que tiene que quedar igualado y para que ajuste tendrá que hacer algo de presión para entrar.

Ahora, cortais la botella PET por el culo de forma que sobre un dedo o dedo y medio de distancia del culo de la lata a la mesa, de forma que quede bien nivelado. Quedará más o menos como en la foto.


 


En principio habría que empezar a rellenar con el aislante, pero primero debemos asegurarnos de que la tapa que hayamos preparado para la base encaje. Si no encaja o si no teneis, podeis improvisar una tapa de cartón con un tetrabrick.

Para ello, preparais un cartón de tetrabrick limpiandolo y abriendolo de forma que quede como un folio. Con el lado plateado boca abajo, usais el culo de la botella para trazar una circunferencia, procurando no apretarla ni deformarla para que encaje de forma natural. Sobre esa circunferencia, dibujad otra externa a un centímetro de la anterior. Después, recortais por la circunferencia externa y luego cortais en dirección al centro, pequeños cortes distribuidos por toda la franja entre el círculo interno y el externo, para luego doblarlas hacia arriba y pegarlas con cinta, formando una especie de tapa casera. Más o menos como en este dibujo.


Bien. Una vez tengamos resuelto el asunto de la tapa, lo dejamos a un lado y procedemos a rellenar de aislante. No tiene por qué ir necesariamente a presión pero si que tiene que llegar hasta el más mínimo rincón para evitar transferencias de calor. Para ese menester podeis ayudaros con un palo fino con el que ir presionando hasta el fondo la lana de roca, de vidrio o porexpán si está deshecho en bolas pequeñas. Si usais el porexpán entero, tendreis que tallarlo para darle la forma, deshacerlo o hacer tirar con las que envolver el bote, pero es bastante laborioso.

En el caso de que hayais conseguido espuma de poliuretano, probad primero en echar un poco en una pieza de plástico del mismo material por si pudiera afectarle los disolventes que lleva. Si aguanta bien, podeis echar el poliuretano dentro y rellenar, pero cuidado, teneis que echar la cantidad justa para que llene el bote al expandirse, no sea que se descontrole. Si no lo soporta, o bien usais otro material o bien protegeis el interior de la botella con un barniz, aceite o similar que lo soporte. Una vez hecho, cortais el sobrante de la espuma y dejais el culo al ras.

Teneis que llenarlo hasta el culo mismo, y una vez hecho, poneis una o dos capas de papel encima y luego la tapa, la cual podeis pegar, usar cola térmica, o encintar.


Y queda más o menos así.



  

El termo como tal está listo, pero falta el tapón. Esto es complicado de hacer, pues fabricar algo hermético de forma casera es difícil.

Yo aproveché la tapa de la lata que había extraido. Le recoloqué la pestaña que cede al abrir la lata y por la parte de arriba la sellé con un poco de cola (en primera instancia lo hice solo con cinta pero al final filtra, es mejor un poco de cola o similar). Después, para aumentar la estanqueidad, bordeé la tapa con una capa de cinta aislante.

Después le pegué un trozo de corcho al que le había dado la forma, para darle volumen a la tapa y que no transfiriera calor por ahí. Lo uní con más cinta y le hice un pequeño tirador con un trozo de chapa de lata de refresco.

Este tapón no es muy seguro, pues encaja por presión, pero el recorrido es mínimo. Si se va a transportar es más que recomendable colocarle una goma verticalmente, que sujete el tapón y la botella, o algún otro sistema similar. 

Se puede fabricar un tapón a medida con corcho normal, e incluso con corcho blanco con algo de cinta adhesiva como sello, pero hay que ser muy preciso para hacerlo bien. Si se pudiera hacer un tapón de goma sería ideal, tal vez un simple tapón de lavabo podría servir con las dimensiones adecuadas.

Así es como es el tapón que yo hice.




Y en fin, ya hemos terminado!! Espero que os guste el resultado. Yo lo suelo usar para ponerme bebidas frias de la nevera por la noche y puede estar dos o tres horas perfectamente aguantando el fresco sin inmutarse apenas. Más tiempo no podría decir porque la bebida nunca me dura tanto en el vaso, jajaja.

Un saludo, y hasta el próximo bricotuto.











2 comentarios:

  1. Buenisimo hermano! desarme un termotanque que se me pincho y con la parte de afuera hice una compostera, con la de adentro quiero hacer una estufa a leña y ya tengo que hacer con la lana de vidrio jeje!

    ResponderEliminar
  2. lo tengo q intentar si lo consigo os abiso
    jjjjjjjjjjjjj

    ResponderEliminar

SUBIR